Un clásico de clásicos: la mítica portada del no menos mítico primer álbum de ILEGALES, en un paso previo a tatuártela en tu pecho…