Tigre y Diamante alcanzan su bis más garajera y cruda con esta “Velocidad (Capitolio Ye Ye)“…. Baterías que parecen grabadas en una caverna, teclados psicodélicos, guitarras cortantes, voces aguardentosas, maracas a lo Peter Zaremba y, en general, una crudeza sónica que nos retrotrae a los más ásperos Fleshtones, los más primitivos The Kinks, The Sonics o incluso The Buzzcocks. Este viaje musical en el tiempo ha contado con la producción de Ángel Kaplan, músico militante en The Cynics, precisamente unos abanderados de estos sonidos neo-retro.

Este cóctel potencia los rasgos distintivos del sonido del grupo: la prestancia punk, el sonido pop naïve y las letras chocantes con doble sentido que, en este caso, hablan de velocidad; pero no se refieren al tiempo empleado para recorrer el espacio entre un objeto y otro…

Con un EP “II” (autoeditado en 2017) y el álbum “Buena gente” (autoeditado en 2019), Tigre y Diamante se han ido abriendo paso en la escena indie a base de un cóctel de actitud punk y sarcasmo surrealista, que les ha convertido en uno de esos grupos que se dice que “hay que ver”. Y les veremos: además de publicar su segundo álbum, que llevará por título “Qué asco más rico“, están preparando una extensa gira que, en 2022, les llevará a pasar por los principales festivales y locales de conciertos de España.

Tiendas digitales

Youtube:

Spotify: