En este nuevo single, Tigre y Diamante, combinan una de sus letras más locas (que ya es decir) con la que quizá sea la melodía más retro y, al mismo tiempo, pegadiza, de lo que nos han avanzado hasta el momento de su futuro álbum.
El sugerente título no da tantas pistas como cabría esperar, pues habla de una esquizofrénica relación autodestructiva, enmarcada en una ciudad en llamas donde todo se acaba… una historia literalmente delirante, en que el enemigo del protagonista es él mismo.

En evidente contraste con esta letra tremendista, la melodía nos transporta a los años 50 y 60 del siglo pasado, con un ritmo que hará menear la cabeza, y hasta los pies, al menos bailón; pero que explica por sí misma la decisión de la banda de reconvertirse en cuarteto, incorporando nuevos colores musicales a su formato inicial de guitarra y batería. Sí que hay color, vaya si hay color.

Este es el tercer avance del álbum «Qué asco más rico», que llegará completo a las tiendas y plataformas el próximo mes de septiembre.

 

Tiendas digitales

 

Youtube:

Spotify: